Reforma integral dando libertad a la luz

Abriendo espacios de manera creativa

En cuanto entramos por primera vez a la vivienda, ubicada en Sabadell, lo tuvimos claro: había que ir a por la luz. Nada más entrar nos encontramos un largo pasillo lleno de huecos para puertas que iban a ser el acceso a las diferentes habitaciones. Ese pasillo hacía de barrera para la gran cantidad de luz natural que entraba por las 17 ventanas que había a ambos lados de la vivienda.

Teniendo en cuenta las necesidades de los clientes y respetando los elementos estructurales de la vivienda, abrimos el espacio, suprimimos pasillos y  rompimos el sistema tradicional de distribución.

Diseñamos en exclusiva  un mueble a medida que oculta el cuadro eléctrico y la calefacción radiante, y que nos da el apoyo para dejar los abrigos, bolsos, etc. Tiene un encaje expresamente diseñado para romper con un bloque compacto y darle el toque de luz. La iluminación interior la proyectamos y diseñamos en colaboración con Viabizzuno.

El comedor y la sala quedan delimitados por las columnas estructurales que hemos aprovechado para marcar espacios, sin cerrarlos. Incluso los hemos iluminado por la parte inferior ya que nos interesaba remarcar estos dos pilares como piezas usadas en el interiorismo de esta vivienda.

La habitación Suite, forma parte de todo el espacio de la vivienda, gracias a las dos puertas correderas que tenemos a derecha e izquierda. Eso nos permite decidir cuánto queremos formar parte del espacio abierto o no. Si necesitamos mucha intimidad podemos cerrarla totalmente y si necesitamos menos intimidad podemos dejarla más abierta, o si lo que queremos es abrirnos totalmente al espacio, las dos puertas quedan perfectamente integradas con la pared central. Desde la habitación accedemos al vestidor y baño, un vestidor totalmente abierto, y dónde él mismo es creador de su propia luz. Un lavabo hecho a medida y diseñado por en exclusiva por Vertex en Granito Zimbawe es el complemento perfecto para nuestro vestidor. Aquí quisimos dar un toque de color con 4 muebles en color mostaza. Diseñamos un módulo central con acceso por dos lados para almacenaje y en la parte superior un cristal transparente para tener los complementos siempre a la vista.

La habitación de invitados, accedemos por una puerta corrediza con marco enrasado a pared, después en ese pasillo imaginario, encontramos la cocina abierta, pero con un mueble situado de tal manera que hace sentir que estás en el espacio de la cocina, sin verte cerrado ni ajeno al resto de la vivienda.

Tanto el baño de invitados, como el baño de la suite, están revestidos de microcemento de manera que las juntas quedan eliminadas. El pavimento del piso también es microcememnto y eso nos hace de nexo de unión entre todos los espacios, que fue des del principio nuestro objetivo.

Al ser una vivienda tan especial nos vimos con el reto de poder idear un sistema de cortinas que nos permitiera jugar con la luz y poderla potenciar o reducir dependiendo del momento vivido en el interior. Dejar entrar la luz sin ser visto desde el exterior, poder preservar la intimidad en la noche y bloquear la luz para descansar. No había posibilidad de poner persianas, así que cuando hicimos la cámara para aislar las paredes, diseñamos una caja superior dónde ubicar una cortina veneciana de madera lacada. De manera que en el momento que queremos acceder a la ventana totalmente libre, se oculta totalmente en la caja o encaje superior. Este sistema de cortina nos permite abrir más o menos sus lamas, inclinándolas para jugar con la entrada de luz y privacidad. Y esto nos permitió seguir manteniendo la fila de ventanas tan característica en esta vivienda.

Otro elemento unificador de espacios, es el mueble corrido de USM que une la sala, el comedor y la Suite. Dejando un encaje entre el comedor y la Suite para que cuando necesitemos intimidad, la puerta pase entre el mueble, y cuando queramos abrirnos a todo el espacio la sensación sea de un mueble que va de punta a punta.

Fue todo un reto y un enorme placer realizar este proyecto y tener la oportunidad de intervenir en este espacio con unos clientes tan maravillosos como Núria y Albert. Dos personas que valoran el Interiorismo, los espacios, la luz, la innovación y personas con un gran corazón. Que empezaron siendo nuestros clientes y hoy no sólo son eso, sino unos grandes amigos